jueves, 15 de diciembre de 2011

Invertebrados exóticos como dieta de peces/Exotic invertebrates as food for fish

La entrada de especies exóticas en los ecosistemas acuáticos genera cambios funcionales en el ecosistema. Algunos invertebrados exóticos pueden llegar a dominar la producción secundaria de un ecosistema, es decir llegan a ser los invertebrados más abundantes. Esto obliga a los depredadores a modificar su dieta e incluir más individuos de estas especies exóticas. No obstante, la composición y calidad nutritiva de estos invertebrados exóticos puede ser peor que la de los nativos, causando efectos adversos en los depredadores. Un estudio de hace unos años demostró bajo condiciones de laboratorio, que las truchas alimentadas exclusivamente con una caracol exótico procedente de Nueva Zelanda (Potamopyrgus antipodarum, Hydrobiidae, Mollusca) puede causar una pérdida de peso muy próxima a la que se produce en truchas no alimentadas. Este dato indica la magnitud del problema, ya que de darse esto mismo en condiciones naturales podría suponer un grave perjuicio para las poblaciones de truchas. Este caracol posee un fuerte opérculo que protege al animal de los ácidos digestivos, permitiendo que gran parte de los individuos ingeridos puedan salir vivos tras pasar por el tracto digestivo de las truchas. El estudio fue publicado por Vinson y Baker en el 2008 en la revista North American Journal of Fisheries Management de la AFS.

viernes, 9 de diciembre de 2011

Erradicación de especies exóticas de ribera y su efecto sobre los invertebrados acuáticos

En ocasiones la vegetación nativa de ribera es sustituida por especies exóticas, esto produce cambios en las comunidades animales que habitan los ríos. El bosque de ribera aporta material vegetal (hojarasca), reduce el grado de insolación de la columna de agua, estabiliza la tempereatura del agua, etc., por tanto tiene una gran influencia en la estructura y funcionamiento de las comunidades fluviales. En ocasiones los gestores se plantean la erradicación de estas especies exóticas de ribera, pero esta medida puede no tener unas consecuencias positivas para las comunidades fluviales, especialmente en comunidades con una gran número de endemismos. Un estudio elaborado en Sudáfrica (en la región del Cabo, dónde el 64% de las especies de invertebrados son endémicas) ha evaluado los efectos de la erradicación total de las especies exóticas de ribera. En dicho estudio los autores compararon sitios con vegetación nativa, exóticas y zonas en las que se había erradicado toda la vegetación exótica de ribera. El resultado fue que el número de especies endémicas de invertebrados disminuyó en los tramos fluviales donde se erradicó la vegetación exótica respecto a los tramos con vegetación exótica. La causa fue que la vegetación disminuye el grado de insolación de la columna de agua, de tal manera que las zonas sin vegetación se vieron colonizadas por invertebrados más generalistas que pueden soportar estas condiciones y que no son especies endémicas. Para más detalles se puede consultar el artículo original.

domingo, 4 de diciembre de 2011

Tolerancia térmica de las especies exóticas/Thermal tolerance of exotic species

La propagación de especies exóticas en los ecosistemas acuáticos es una de las causas más graves de pérdida de diversidad y de alteraciones en el funcionamiento de los ecosistemas naturales. Para evitar su dispersión entre ecosistemas acuáticos existen diferentes métodos de erradicación, tales como el empleo de sustancias químicas de diversa índole (ej; para la limpieza de aperos de pesca), uso de agua a presión (ej; para la limpieza de embarcaciones), desecación, etc. Hay varios estudios publicados sobre el tema, uno de los últimos analiza la tolerancia térmica de mejillones cebra (Dreissena polymorpha y Dreissena rostriformis). Para ello se introducía a dichas especies en baños de agua a elevadas temperaturas durante diferentes tiempos. Los resultados son que con unas temperaturas de 43ºC en el agua durante unos 5 minutos era suficiente para causar la muerte del 100% de los individuos. Con estos tratamientos es posible eliminar los mejillones de la superficie de embarcaciones utilizando para ello estaciones especiales con balsas de agua caliente, el método evita el uso de sustancias químicas que pueden causar otros daños en el entorno. Para más detalles os dejo el link con el estudio.