viernes, 22 de junio de 2012

Sobre el realismo de los estudios de laboratorio/About realism in laboratory experiments

Los estudios de laboratorio en ecotoxicología tratan de evaluar de forma controlada el efecto directo de un tóxico sobre alguna variable de un organismo vivo (sistema biológico). Dicha variable (supervivencia, crecimiento, reproducción, comportamiento, etc.) se puede ver afectada por la acción tóxica de la sustancia química. Por tanto estos estudios son una simplificación máxima de la realidad, y su realismo (es decir lo parecido de la situación a la realidad de un ecosistema) es prácticamente nulo. Esto puede ocasionar que las conclusiones obtenidas sean difícilmente extrapolables a situaciones de escenarios naturales. Un reciente estudio de ecotoxicólogos alemanas (Rita Böttger y colaboradores) han evaluado como influyen diferentes aspectos ambientales (edad de los organismos, agua utilizada en los estudios, alimentación de los invertebrados) en la supervivencia de un anfípodo de agua dulce (Gammarus roeseli). Los resultados han mostrado que en general son más sensibles los juveniles y los animales procedentes de poblaciones recolectadas en primavera, mostrando la mayor sensibilidad al insecticida imidacloprid. En general el estado nutricional es peor en primavera para estos animales que se alimentan de hojas caidas en otoño, y los juveniles suelen tener mayores tasas metabólicas y mayor ventilación en la branquias lo que hace que la obsorción de tóxico sea más elevada. Este estudio indica la importancia de una buena descripción de las propiedades y características utilizadas en los estudios de laboratorio, esto ayudaría a una mejor extrapolación de los resultados en situaciones más reales. Para más detalle se puede concultar el estudio aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada