sábado, 15 de diciembre de 2012

Cambios drásticos en la abundancia de una especie de caracol acuático invasor

Variación poblacional del caracol del cieno de Nueva Zelanda en un río de California
Las especies invasoras se caracterizan por presentar una elevada abundancia poblacional en los ecosistemas que invaden. Esto ocasiona graves problemas en la poblaciones de especies nativas, especialmente en aquellas con unos hábitats y requerimientos ambientales similares. Un reciente estudio que se ha publicado en la revista Biological Invasions muestra las variaciones en el número de individuos de una especie de caracol invasor (el caracol del cieno de Nueva Zelanda Potamopyrgus antipodarum) a lo largo de 10 años desde que invadió un río en California. Los datos indican como se produce un incremento brutal en la abundancia de la especie a los 7 años de la invasión (pasa de unos 500 caracoles por metro cuadrado al principio hasta llegar a unos 100000 caracoles por metro cuadrado). Pero lo más sorprendente es que tras 10 años el número de caracoles ha descendido a unos 1000 caracoles por metro cuadrado (ver figura en escala logarítmica). Los autores también han demostrado que esta especie impacta sobre las comunidades nativas de invertebrados y producen cambios en el ciclo del nitrógeno del río, principalmente por su dieta basada en algas. No obstante, esos impactos se producen con el incremento de población, pero este mismo aumento puede producir el colapso de la población de este caracol por agotamiento de sus recursos alimenticios. El estudio muestra la importancia de tener una visión a largo plazo de las poblaciones de especies exóticas, ya que la visión a corto plazo puede llevarnos a una falsa idea de "un impacto continuo en el ecosistema" de este tipo de especies.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada