viernes, 7 de diciembre de 2012

Restauración Ecológica de Ríos en España II: Impacto de las presas

En una entrada anterior hablaba sobre la restauración de ríos en España. Una de las causas de la degradación de los ecosistemas fluviales, y por tanto de su necesidad de restaurar, es la construcción y presencia de presas en muchos tramos fluviales. España es uno de los países que mayor número de grandes presas por habitante tiene del mundo. Estas son presas de más de 10 metros de altura y con una capacidad de agua embalsas superior a 1 hm3, entre otras características. La mayoría de estas presas tienen funciones de riego (30%), producción hidroeléctrica (23%) y abastecimiento (19%). Algunas de ellas son necesarias, pero en algunas ocasiones su utilidad es dudosa y el coste-beneficio también. Cuando una presa ya no es rentable o no se necesita hay que eliminarla para poder restaurar el ecosistema original. No obstante no es una práctica muy habitual en nuestro país. Algunos estudios en otros países han demostrado que el mantenimiento de una presa que ya no es necesaria supone un coste mayor que el de su desmantelamiento, ante esto creo que la opción de su eliminación es la más acertada económicamente y ecológicamente hablando. Países como Francia y EE.UU son pioneros en el desmantelamiento de estas grandes presas. En España un estudio de ADENA muestra como en Guipúzcoa el 32% de los obstáculos fluviales (presas, azudes, minicentrales, etc.) estudiados están en uso. Para incrementar el problema de estas construcciones, muchas de ellas se encuentran en áreas con alguna figura de protección. Según ADENA 157 grandes presas (de 1231 que se han inventariado) se encuentran en espacios fluviales con un gran interés ecológico. Por tanto, si se quiere restaurar un curso fluvial la primera opción es eliminar estos obstáculos, si no hay más remedio que mantener la estructura (siempre que su justificación sea muy clara y basada en datos objetivos, y no en demagogias políticas) hay que minimizar su impacto. Para ello la construcción de escalas funcionales de peces (es decir pasos que realmente sean empleados por un elevado porcentaje de peces adultos de las especies presentes en el río), el mantenimiento de caudales adecuados para la vegetación de ribera y las comunidades de organismos fluviales, y evitar la entrada de especies exóticas en las aguas embalsadas son medidas fundamentales. Estas medidas permiten mantener una cierta calidad ecológica en los tramos fluviales afectados. Para profundizar en el tema pincha sobre el enlace de la foto y podrás descargar el informe de WWF.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada