viernes, 28 de diciembre de 2012

Sobre la presencia de antiinflamatorios en ecosistemas fluviales

Hace unas semanas apareció en la prensa una noticia llamativa, en varios ríos españoles se había encontrado el principio activo de un antiinflamatorio en los tejidos de varias especies de peces en ríos españoles. El principio activo es el diclofenac que aparece en antiinflamatorios tan comunes como son el Voltarén. La pregunta es obvia ¿cómo ha llegado ese compuesto a los peces?. La respuesta es relativamente sencilla, una parte de los compuestos farmacéuticos que tomamos o que son absorbidos por la piel son excretados (eliminados por la orina, heces o sudor) y/o si es de uso tópico (como el voltarén) parte es eliminada al ducharnos. Por tanto a través de las aguas residuales de nuestras casas llegan a las Estaciones de Depuración de Aguas Residuales (claro, si nuestro municipio tiene). Allí en muchas ocasiones no pueden ser eliminados del agua por los tratamientos normales y terminan entrando en los ecosistemas acuáticos. Una vez en el agua y en función de sus propiedades físico-químicas terminan acumulándose en el sedimento y en los sistemas biológicos (plantas, bacterias, animales, etc.), muchos de ellos tienen afinidad por los lípidos y por eso se acumulan muy bien en tejidos animales. El consumo de estos animales en principio no es peligrosos para el hombre (sus concentraciones son muy bajas), pero a veces esos compuestos alteran los sistemas biológicos de los animales afectando al comportamiento, reproducción, etc. y por tanto tienen unos efectos potenciales en los ecosistemas.

domingo, 23 de diciembre de 2012

Transporte de caracoles acuáticos por medio de aves: una forma de llegar lejos siendo pequeño

Ya son varias las entradas que he dedicado a la importancia de los métodos de dispersión pasivos y activos utilizados por los caracoles acuáticos para poder ampliar su área de distribución. Esto es algo muy útil para la dinámica de colonización natural de los ecosistemas acuáticos. Por desgracia muchas especies exóticas también pueden utilizar estas vías para propagarse rápidamente por los ecosistemas que invaden. Un reciente estudio de unos autores holandeses ha evaluado como de eficientes son estos mecanismos. Para ello realizaron varios experimentos con el fin de determinar la habilidad de los caracoles para adherirse a las aves y para sobrevivir en pequeñas cantidades de barro pegado a las patas de las aves. Para ello depositaron varias especies de moluscos en una bandeja llena de agua, luego pusieron aves (de la especie Anas platyrhychos) y esperaron un tiempo para después llevar esas aves a atras bandejas en las que no había moluscos. El resultado fue que en el 71% de las pruebas que realizaron los caracoles de tres especies diferentes fueron capaces de ser transportadas por las aves. En el caso de la prueba con barro emplearon una especie de caracol exótico (Potamopyrgus antipodarum) y el 75% de los caracoles pegados con barro a las patas de las aves permanecía en el mismo sitio tras 30 minutos, lo que da idea de la distancia potencial que pueden recorrer en proporción a su pequeño tamaño (unos pocos mm). Si ha esto unimos la elevada tolerancia a la desecación de muchas de estas especies el resultado es claro, las distancias pueden llegar a ser de varios kilómetros, lo que da una idea de lo lejos que pueden llegar organismos tan pequeños. Para más detalle se puede ojear el artículo en la revista donde se ha publicado (Freshwater Science).

jueves, 20 de diciembre de 2012

Revista Ecosistemas: revista científica de ecología y medio ambiente en castellano

La revista Ecosistemas lleva desde el año 2001 como revista de referencia en castellano en el campo de la Ecología y Medio Ambiente. Ahora inicia una nueva etapa con un perfil mucho más científico y un nuevo equipo editorial. Los artículos están disponibles de forma libre en pdf. Cada número se estructura entorno a un tema monográfico (el actual sobre el cambio climático) y otros artículos complementarios. Os dejo el link para la revista.


sábado, 15 de diciembre de 2012

Cambios drásticos en la abundancia de una especie de caracol acuático invasor

Variación poblacional del caracol del cieno de Nueva Zelanda en un río de California
Las especies invasoras se caracterizan por presentar una elevada abundancia poblacional en los ecosistemas que invaden. Esto ocasiona graves problemas en la poblaciones de especies nativas, especialmente en aquellas con unos hábitats y requerimientos ambientales similares. Un reciente estudio que se ha publicado en la revista Biological Invasions muestra las variaciones en el número de individuos de una especie de caracol invasor (el caracol del cieno de Nueva Zelanda Potamopyrgus antipodarum) a lo largo de 10 años desde que invadió un río en California. Los datos indican como se produce un incremento brutal en la abundancia de la especie a los 7 años de la invasión (pasa de unos 500 caracoles por metro cuadrado al principio hasta llegar a unos 100000 caracoles por metro cuadrado). Pero lo más sorprendente es que tras 10 años el número de caracoles ha descendido a unos 1000 caracoles por metro cuadrado (ver figura en escala logarítmica). Los autores también han demostrado que esta especie impacta sobre las comunidades nativas de invertebrados y producen cambios en el ciclo del nitrógeno del río, principalmente por su dieta basada en algas. No obstante, esos impactos se producen con el incremento de población, pero este mismo aumento puede producir el colapso de la población de este caracol por agotamiento de sus recursos alimenticios. El estudio muestra la importancia de tener una visión a largo plazo de las poblaciones de especies exóticas, ya que la visión a corto plazo puede llevarnos a una falsa idea de "un impacto continuo en el ecosistema" de este tipo de especies.

viernes, 7 de diciembre de 2012

Restauración Ecológica de Ríos en España II: Impacto de las presas

En una entrada anterior hablaba sobre la restauración de ríos en España. Una de las causas de la degradación de los ecosistemas fluviales, y por tanto de su necesidad de restaurar, es la construcción y presencia de presas en muchos tramos fluviales. España es uno de los países que mayor número de grandes presas por habitante tiene del mundo. Estas son presas de más de 10 metros de altura y con una capacidad de agua embalsas superior a 1 hm3, entre otras características. La mayoría de estas presas tienen funciones de riego (30%), producción hidroeléctrica (23%) y abastecimiento (19%). Algunas de ellas son necesarias, pero en algunas ocasiones su utilidad es dudosa y el coste-beneficio también. Cuando una presa ya no es rentable o no se necesita hay que eliminarla para poder restaurar el ecosistema original. No obstante no es una práctica muy habitual en nuestro país. Algunos estudios en otros países han demostrado que el mantenimiento de una presa que ya no es necesaria supone un coste mayor que el de su desmantelamiento, ante esto creo que la opción de su eliminación es la más acertada económicamente y ecológicamente hablando. Países como Francia y EE.UU son pioneros en el desmantelamiento de estas grandes presas. En España un estudio de ADENA muestra como en Guipúzcoa el 32% de los obstáculos fluviales (presas, azudes, minicentrales, etc.) estudiados están en uso. Para incrementar el problema de estas construcciones, muchas de ellas se encuentran en áreas con alguna figura de protección. Según ADENA 157 grandes presas (de 1231 que se han inventariado) se encuentran en espacios fluviales con un gran interés ecológico. Por tanto, si se quiere restaurar un curso fluvial la primera opción es eliminar estos obstáculos, si no hay más remedio que mantener la estructura (siempre que su justificación sea muy clara y basada en datos objetivos, y no en demagogias políticas) hay que minimizar su impacto. Para ello la construcción de escalas funcionales de peces (es decir pasos que realmente sean empleados por un elevado porcentaje de peces adultos de las especies presentes en el río), el mantenimiento de caudales adecuados para la vegetación de ribera y las comunidades de organismos fluviales, y evitar la entrada de especies exóticas en las aguas embalsadas son medidas fundamentales. Estas medidas permiten mantener una cierta calidad ecológica en los tramos fluviales afectados. Para profundizar en el tema pincha sobre el enlace de la foto y podrás descargar el informe de WWF.