domingo, 23 de diciembre de 2012

Transporte de caracoles acuáticos por medio de aves: una forma de llegar lejos siendo pequeño

Ya son varias las entradas que he dedicado a la importancia de los métodos de dispersión pasivos y activos utilizados por los caracoles acuáticos para poder ampliar su área de distribución. Esto es algo muy útil para la dinámica de colonización natural de los ecosistemas acuáticos. Por desgracia muchas especies exóticas también pueden utilizar estas vías para propagarse rápidamente por los ecosistemas que invaden. Un reciente estudio de unos autores holandeses ha evaluado como de eficientes son estos mecanismos. Para ello realizaron varios experimentos con el fin de determinar la habilidad de los caracoles para adherirse a las aves y para sobrevivir en pequeñas cantidades de barro pegado a las patas de las aves. Para ello depositaron varias especies de moluscos en una bandeja llena de agua, luego pusieron aves (de la especie Anas platyrhychos) y esperaron un tiempo para después llevar esas aves a atras bandejas en las que no había moluscos. El resultado fue que en el 71% de las pruebas que realizaron los caracoles de tres especies diferentes fueron capaces de ser transportadas por las aves. En el caso de la prueba con barro emplearon una especie de caracol exótico (Potamopyrgus antipodarum) y el 75% de los caracoles pegados con barro a las patas de las aves permanecía en el mismo sitio tras 30 minutos, lo que da idea de la distancia potencial que pueden recorrer en proporción a su pequeño tamaño (unos pocos mm). Si ha esto unimos la elevada tolerancia a la desecación de muchas de estas especies el resultado es claro, las distancias pueden llegar a ser de varios kilómetros, lo que da una idea de lo lejos que pueden llegar organismos tan pequeños. Para más detalle se puede ojear el artículo en la revista donde se ha publicado (Freshwater Science).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada